La noche del 15 de septiembre los mexicanos entonan un buen “¡Viva México!” para recordar el grito histórico de Miguel Hidalgo, quien diera inicio al largo proceso que terminaría en un México libre e independiente. La fiesta, muchas veces denominada noche mexicana, incluye música de mariachi, juegos pirotécnicos, ropa típica y, por supuesto, mucha comida. Te dejamos la receta de un platillo tradicional para estas fechas patrias, el pozole.

 

Ingredientes:

Para la sopa:
4 litros de agua
1 kilo de carne de puerco cortada en cubos
1/2 kilo de costilla de puerco cortada en trozos
3 latas de maíz para pozole enjuagado y escurrido (425 gramos c/u).
1 cebolla blanca cortada en cuatro partes
8 dientes de ajo grandes
Sal para sazonar al gusto

Para la salsa:
5 chiles anchos limpios sin semillas y desvenados.
5 chiles guajillo limpios sin semillas y desvenados.
6 dientes de ajo
1/2 cebolla mediana picadita.
2 cucharadas soperas de aceite vegetal
1/2 cucharadita cafetera de orégano mexicano
Sal al gusto para sazonar

Para la guarnición:
1 lechuga finamente picada
1 1/2 taza de cebolla blanca finamente picada
1 1/2 taza de rábanos finamente rebanados
Chile piquín recién molido al gusto
Orégano mexicano al gusto para sazonar
Tortillas doradas ó tostadas de paquete 2–3 por persona
Limones cortados en cuartos
Aguacate cortado en cubos opcional

 

Preparación:
Pon el agua a calentar en una olla grande. Agrega la cebolla, el ajo, la sal, la carne y las costillas. Deja que suelte el hervor y después baja la flama para que se cocine la carne por aproximadamente 2 horas y media, o hasta que ésta se despegue del hueso.

Mientras se cuece la carne, remueve con un cucharón la capa de espuma y grasa que se vaya formando en la superficie del caldo. Si es necesario agrega más agua caliente para mantener el mismo nivel de caldo en la olla.

Cuando la carne se cueza, sepárala del caldo. Quítale al caldo el exceso de grasa, los huesos de las costillas, la cebolla y el ajo.

Para preparar la salsa, remoja los chiles anchos y guajillo durante 25 minutos en suficiente agua que los cubra.

Una vez que los chiles estén blandos, escúrrelos y colócalos en la licuadora junto con el ajo, la cebolla y el orégano, agregando un poco del agua donde se remojaron éstos. Licua hasta que tenga la consistencia de una salsa suave.

Calienta el aceite en un sartén a temperatura media alta; agrega la salsa, y sazona con sal al gusto. (Revuelve constantemente, ya que tiende a brincar). Reduce la flama y hierve a fuego lento por aprox. 25 minutos.

Agrega la salsa al caldo pasándola primero por un colador. Deja que suelte el hervor y agrega la carne. Hierve a fuego bajo por aprox. 10 minutos. Agrega el maíz y sazona con sal y pimienta. Sigue cocinando hasta que se caliente completamente.

Sirve el pozole en plato hondo y coloca la guarnición a un lado.

Leave a comment