No hay evidencia de que el coronavirus pueda transmitirse por los alimentos, pero puedes tomar medidas extra en el supermercado y al llegar a casa. Aprende cómo desinfectar los productos que compres para evitar riesgos.

Ir a hacer la compraes una necesidad básica, pues nos permite abastecernos de alimentos, y por ello, es uno de los casos en los que se puede salir de casa contemplado en la contingencia por coronavirus. Sin embargo, los supermercados, al ser actualmente uno de los puntos donde más gente se congrega, puede llegar a ser un importante foco de contagio.

Para evitar posibles contagios, –aunque no es imprescindible salvo que lo indique el propio centro– lo mejor es que las personas vayan a hacer la compra con mascarilla, que dificulta que la saliva y sus aerosoles se diseminen por el ambiente al hablar, toser o estornudar. También es importante evitar las horas pico.

Cómo desinfectar los alimentos y sus envases al llegar de la compra

Pero, entonces, ¿qué debemos hacer cuando llegamos a casa con la compra? No hay evidencia científica de que el SARS-CoV-2 se transmita por los alimentos, por lo que no habría que seguir ninguna medida de higiene extra. Sin embargo, esto no significa que los alimentos no puedan constituir una fuente de contagio de alguna forma, pues la propagación del virus en los envases también presenta algunas dudas. Por todo ello, extremar las medidas higiénicas siempre será una buena opción.

Así, al llegar a casa, es aconsejable dejar las bolsas en el suelo y no en la encimera, y si son reutilizables, lavar las mismas en la lavadora con agua caliente.

En cualquier caso, este experto nos ha indicado que no hay que hacer nada extraordinario en la higiene alimentaria, sino seguir los consejos que se venían siguiendo hasta ahora.

Imprescindible el lavado de manos

Es algo en lo que se ha hecho mucho hincapié en los últimos días, pues lavarse toda la superficie de las manos durante al menos 20 segundos, con agua y jabón, es la manera más eficaz de desarmar al virus. No olvides hacerlo al llegar de la compra, justo antes de manipular los alimentos en casa y también después. También cada vez que pases de manipular un alimento crudo a uno cocinado.

Limpia los alimentos frescos

Someter a las frutas y verduras al chorro de agua fría puede eliminar el polvo, los químicos utilizados en su producción y también gran parte de virus y bacterias. Pero si quieres desinfectarlos por completo, sobre todo si vas a tomarlos crudos, lo mejor es sumergirlos durante cinco minutos por completo en agua potable con una tapa de cloro o lavandina (unos 4,5 ml) por cada tres litros de agua. Después de ese tiempo limpiálos con agua corriente.

Ojo con los productos usados para desinfectar alimentos

El cloro que indicamos en el punto anterior debe ser siempre apto para su uso alimentario. Para poder distinguirla deberás buscar en la etiqueta del producto la denominación ‘apta para la desinfección de agua de bebida’, aunque también se comercializan líquidos especiales para esta función. El bicarbonato, el vinagre, el limón o los alcoholes destilados no desinfectan y no deben usarse para limpiar los alimentos.

Desinfección de botes, envases y recipientes

No es estrictamente necesario, pero si se quiere mayor seguridad se pueden desinfectar las superficies de los envases que compremos en el supermercado con alcohol al menos de 70º o una solución de dos cucharadas soperas de cloro por cada litro de agua fría. Para hacerlo correctamente quítate los guantes cuando llegues de comprar –si es que los llevas–, lávate bien las manos y limpia los productos con un trapo mojado en esta solución, después vuelve a lavarte las manos.

Superficies de la cocina limpias y secas

Para evitar la contaminación cruzada que se puede dar entre los instrumentos de cocina y los alimentos, lo mejor es limpiar las superficies con cloro a la misma proporción que hemos indicado para los recipientes.

Limpia también los utensilios

Los cubiertos (tijeras, cuchillos…) y vajilla que emplees en la manipulación de los alimentos previa a su conservación o cocinado deben quedar también listos. Para ello bastará con meterlos en el lavavajillas.

Leave a comment