Días buenos, días malos, mañanas en las que nos sobra la energía y otras en las que no queremos mover un dedo. ¿Y la verdad? Está bien. Si algo nos enseñó la cuarentena es que el cuerpo es sabio y debemos escucharlo cuando es necesario. “No exigirnos demasiado” debería ser nuestra mantra cuando estamos cansados, claro, si logramos identificar realmente cómo nos sentimos. Sí, saber diferenciar el momento en que nuestro cuerpo necesita un descanso y el momento en que la flojera se manifiesta, es básico. Es en el segundo escenario donde tenemos que sacudir la flojera y ponernos MUY creativos. Después de todo, las opciones que podemos encontrar en internet para hacer workout dinámico y divertido son infinitas. ¿Un ejemplo? El método Sakuma.

¿De qué se trata el método Sakuma?

El método Sakuma está basado en un libro que ha vendido más de dos millones de ejemplares en Japón y el cual propone una disciplina creada por el entrenador personal de modelos llamado Kenichi Sakuma que promete alcanzar tus objetivos en dos semanas (¿será?).

¿Qué se trabaja en el método Sakuma?

Se centra especialmente en corregir los hábitos de la postura para conseguir una buena alineación del cuerpo y así facilitar la quema de grasa. En pocas palabras, la idea es que las personas aprendan a usar correctamente los músculos del torso a través de sencillos (y muy minimalistas) ejercicios. En la rutina encontrarás ejercicios que trabajan abdomen, brazos, pecho, torso, cadera, glúteos y cintura.

Obviamente, este método fitness (como cualquier otro en el que buscas tonificar o perder peso) tiene que ir de la mano de cierto tipo de alimentación. En primer lugar, lo ideal es que reduzcas o te despidas del consumo del alcohol (sí, lo sentimos). Por otro lado, debes seguir una dieta que implique comer más de tres veces al día con proteínas de calidad (sí, también olvídate de los alimentos procesados). ¿Lo mejor? Kenichi Sakuma asegura que no hay efecto rebote.

 

 

Leave a comment