Si eres de los que piensan que es lo mismo decorar un local comercial que una casa habitación, te invito a leer este artículo. Sin duda el mundo de la decoración de interiores es muy amplio y a la vez muy específico como cualquier otra carrera profesional.

El interiorismo comercial y residencial son totalmente diferentes, pero ambos tienen algo en común: parten de un análisis inicial detallado. ¿A qué nos referimos con esto? Bueno, antes de iniciar proyectos de cualquier naturaleza debemos  identificar muy bien las necesidades que deseamos solucionar con el mismo y construir de manera visual cómo lo vamos a hacer. En el diseño de interiores, la funcionalidad es la clave básica para planear y desarrollar un proyecto exitoso.

La principal diferencia entre ambos proyectos radica en lo siguiente: un diseño comercial está orientado a brindar resultados para usuarios de marca. Mientras que en un proyecto residencial buscamos crear espacios o atmósferas que brinden satisfacción y bienestar al usuario. ¿Aún percibes que es lo mismo? Pareciera que sí, porque ambos proyectos tienen un usuario final, pero vayamos más allá de la funcionalidad. Un proyecto empresarial siempre estará vinculado a objetivos de un negocio como tal, mientras un proyecto de residencia está buscando conectar de manera emocional.

Leave a comment