Por: Vanessa Meza

 

Conoce al Dr. Alejandro Andrade Cabanillas, Cirujano Plástico Reconstructivo desde 2003, egresado del Hospital Victorio de la Fuente Narvaes (Magdalena de las Salinas IMSS), en la ciudad de México, con 6 años de residencia para preparación en Quemados, mano traumática y congénita, Cirugía Craneofacial y Cirugía Estética con grandes maestros en México, miembro del Consejo y Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética, además orgullosamente miembro del Consejo Sinaloense de Cirujanos Plásticos, Reconstructivos y Estéticos A.C.

 

¿De qué manera cree que afectará el Covid-19 a la medicina estética y cirugía plástica?
De hecho, ya ha afectado a nuestra profesión en mucho, con inactividad de nuestro trabajo por seguridad en un lapso de 2 a 3 meses en muchos casos, varios de nuestros compañeros enfermos, incluso un servidor, para poder ejercer con seguridad tuvimos que esperar la anuencia de nuestra asociación y de ambos consejos, en este lapso se detuvo la cirugía plástica verdadera en Sinaloa, sin embargo, muchos médicos estéticos, aclaro no cirujanos plásticos certificados, lo hicieron y eso puso en riesgo a mucha población quirúrgica y a ellos mismos, cobrando incluso vidas de ambos bandos.

 

¿Considera que el coronavirus cambió o cambiará los hábitos estéticos de sus pacientes?
Poco a poco se está normalizando, sin embargo, como dije anteriormente creo que esto va para largo, los pacientes se están acercando cada día más a nosotros con sus dudas y preguntas acerca de este problema, debemos ser sinceros con esto, no es un juego y aclararles todas sus dudas y son ellas o ellos quienes deciden si consideran ya prudente, obviamente con todos los estudios y cuidados posibles realizarse el procedimiento por el cual acudieron a nosotros.

 

¿Qué riesgos existen en la cirugía estética durante y después de la pandemia?
Los riesgos quirúrgicos son los mismos, sólo en la preparación del paciente actualmente se realiza todo el protocolo del virus, esto con la intención de no operar pacientes enfermos o con riesgo, así como evitar el contagio posterior, ya que el virus inmunodeprime e inflama el organismo en general y esto aumenta la morbimortalidad de pacientes quirúrgicos.

 

¿Además de las medidas de seguridad ya habituales, ¿ha puesto en marcha otras adicionales? ¿Podría decirnos en qué consisten?
Además de lo ya comentado anteriormente, se ha aislado al personal del consultorio, con acrílicos protectores, utilización de gel desinfectante, uso de cubre bocas obligatorio en los pacientes y personal, utilización de tapetes con desinfectante al entrar al consultorio, desinfección constante del consultorio y sala de cirugía, etc.

 

Esta situación está provocando situaciones de estrés emocional. ¿Puede repercutir de algún modo en nuestra piel?
Bueno, además de las irritaciones que causan los geles antibacteriales de uso constante, resequedad, en muchas ocasiones agrietamiento de la piel, es común los pruritos eritemas nerviosos por el problema actual, sin embargo, poco se maneja esto en nuestra práctica, sólo cuando es resultado de nuestra cirugía, lo demás lo maneja mejor nuestro colega Dermatólogo.

Leave a comment