El encanto del Valle de Guadalupe

El encanto del Valle de Guadalupe

El Valle de Guadalupe es un territorio para sumergirse en el vino, su historia y sus sabores, aromas y colores.

Esta región vinícola, localizada entre los municipios de Tecate y Ensenada, al norte del estado mexicano de Baja California, es el espacio vitivinícola con cerca del 90 % de la producción nacional de vino.

La Ruta del Vino como se le conoce, cuenta con hermosos viñedos, bodegas, degustaciones, restaurantes y otros atractivos, que abarca el Valle de San Antonio y los valles de Ojos Negros, Santo Tomás, San Vicente, La Grulla, Tanamá, Las Palmas y San Valentín en la Antigua Ruta del Vino.

Además de tomar un delicioso vino, Valle de Guadalupe es reconocido por ser una de las principales localidades con el estilo culinario ‘Baja Med’ y se posiciona como uno de los destinos turísticos más importantes en gastronomía.

Casa de Piedra

Este sitio es clave en la historia del Valle de Guadalupe. A finales de los noventa comenzó a elaborar el Vino de Piedra, una mezcla de Tempranillo y Cabernet Sauvignon que se convirtió en una insignia tanto de la casa como de la región.

Museo de la Vid y el Vino

¿Quieres saber más sobre el proceso e historia del vino en Valle de Guadalupe? Entonces no debes dejar de visitar este hermoso complejo que cuenta con exhibiciones que explican la historia, proceso, origen y más datos curiosos del valle. Los fines de semana suelen hacer catas de al aire libre en el patio.

Monte Xanic

Esta empresa fundada en 1987 por cinco amigos amantes del vino, elabora vinos sofisticados y de alta calidad. La bodega vinícola está rodeada por cordilleras y cuenta con un hermoso lago. Puedes agendar tu visita con anticipación y conocer el proceso artesanal de producción del vino.

La Cocina de Doña Esthela

Se cuenta que este es el mejor desayuno en Valle de Guadalupe. Doña Esthela se ha convertido en una leyenda viviente, su huevo con machaca envuelto en tortillas de harina, café de olla, queso fresco y salsa tatemada bien picosa la hizo merecedora a las distinción del ‘Mejor Desayuno del Mundo’ .

Cava Las Ánimas de la Vid

En esta cava situada en el municipio de Rosarito, en una de las entradas de la Ruta del Vino, pasarás momentos inolvidables, tanto por su ambiente acogedor como por sus completas degustaciones, que incluyen el néctar de la casa y los mejores vinos del valle.

 

Bodegas y Viñedos Las Nubes

La plantación de la vid se inició en Las Nubes en 2009 en un lote de 12 hectáreas y hoy el viñedo cuenta con 30 hectáreas.

Este crecimiento ha estado apuntalado por la calidad de sus cepas, tierras e insumos y por el profesionalismo de su personal, capacitado para emplear las técnicas más eficientes y en sintonía con el medio ambiente.

 

Restaurantes Valle de Guadalupe

Si vas en plan de degustaciones, la mayor parte de las calorías que requerirás consumir en el Valle de Guadalupe provendrá del vino y de las exquisiteces de acompañamiento. Muchas bodegas cuentan con restaurantes para comidas más formales y hay también fogones que no son bodegas, pero que ofrecen toda la gama de vinos del valle y otras bebidas.

El Salto de Guadalupe

Para variar un poco el recorrido por viñedos, bodegas y degustaciones, un lugar recomendable es el Salto de Guadalupe, una bonita caída de agua en la que podrás recrearte y tomar buenas fotografías. El camino hacia el salto es muy agradable por la sucesión de ranchos y pintorescos puntos de venta de productos típicos.

Concierto Enológico

El viñedo ubicado en El Porvenir cuenta con trece hectáreas que albergan la bodega y el campo de vides. Aquí podrás conocer todos los procesos, tanto en el campo como en la vinícola, y aprenderás la forma de hacer vino, desde cómo cuidan las vides hasta cómo las tratan para que se conviertan en vino. La experiencia la puedes vivir a través de una cata convencional, o en laboratorio.

Leave a comment