Parece imposible, pero lo cierto es que sí se puede disfrutar de un menú de Navidad que sea saludable y que te haga sentir bien a la vez. Hay algunos alimentos concretos con múltiples beneficios para el organismo que puedes incluir en tus recetas este año si quieres huir de los atracones y de las malas digestiones y si buscas, de una vez por todas, celebrar unas Navidades sin que tu salud (y tu forma física) se resienta.

Productos salados como el Salmón o el pavo y alimentos dulces como los arándanos o los frutos secos son ricos en nutrientes que vendrán muy bien a tu cuerpo y que te harán sentir bien a la vez que disfrutas de su sabor. Con ellos puedes preparar platos deliciosos… ¿Interesada en conocer más de sus propiedades? Aquí van seis ingredientes que te harán sentir bien estas Navidades.

Salmón: Este pescado es una excelente fuente de ácidos grasos esenciales omega-3, que son excelentes para la salud del corazón. El Salmón ahumado también contiene solo 185 calorías por porción de 100 gramos. Aunque este último es más alto en sal que el salmón escalfado o al horno, todos ellos son una buena fuente de proteínas, con cantidades útiles de vitamina B3 (niacina), que ayuda al cuerpo a descomponer los alimentos para obtener energía.

Pavo: Alto en proteínas y bajo en grasas, ¡siempre y cuando no te comas la piel! Para que te hagas una idea: una porción de 100 gramos de carne de pavo contiene sólo 2 gramos de grasa, mientras que una porción del mismo tamaño de carne roja contiene más de 6 gramos de grasa. Además de ser rico en proteínas, el pavo es una buena fuente de selenio, que es importante para el funcionamiento normal del sistema inmunológico.

Arándanos: Los arándanos contienen buenas cantidades de vitamina C, así como el antioxidante beneficioso conocido como proantocianidina, que le da a las bayas su color rojo. ¡Utílizalos en tus mejores postres navideños!

Col roja: Sorprendentemente alta en calcio y ácido fólico, que es necesario para disfrutar de unos huesos y unos dientes sanos. La col roja es más rica en vitamina C y antocianinas protectoras que las variedades de color verde, lo que las hace más útiles para mantener la salud de la piel y reducir potencialmente el riesgo de sufrir algunas enfermedades cardíacas.

Zanahorias: Una rica fuente de betacaroteno que el cuerpo convierte en vitamina A, muy importante para la salud de los ojos y de la piel. Cuanto más oscura es la zanahoria, más betacaroteno contiene. Las zanahorias también son una buena fuente de potasio, un mineral necesario para regular el equilibrio de líquidos en el cuerpo, y, como la mayoría de las verduras, son muy bajas en calorías.

Coles de Bruselas: Una fuente rica en ácido fólico y vitamina C. Los brotes también contienen vitamina B6, que participa en el metabolismo de los aminoácidos, la formación de glóbulos rojos y la buena salud del sistema nervioso. Sírvelas como guarnición.

 

Leave a comment