¿Alguna vez se han preguntado cómo aprenden los niños y las niñas? Una pregunta bastante interesante que deberíamos estar haciéndonos si nuestro objetivo es mejorar el aprendizaje de ellos mismos.
A través de estás líneas se te mostrará una tendencia interesante que se ha potencializado en la educación, sobre todo dentro de un periodo histórico que habla sobre revolución e invención de procesos de enseñanza y aprendizaje, hablaremos sobre GAMIFICACIÓN, aunque no sea un término o metodología nueva, cobra fuerza dentro de este periodo de educación a distancia.
Este término originalmente surge desde el ámbito empresarial, pero aún así se basa en diversas situaciones, por ejemplo, la recolección de insignias dentro de los programas de “niños exploradores” o bien en los juegos coloniales que te daban un status social. Hoy en día lo vemos en las grandes empresas cuando nos ofrecen la recolección de puntos o subir de nivel cuando damos por completo una serie de tareas que se plantean.
Incluso las redes sociales son un espacio gamificado por naturaleza, el intercambiar reacciones o bien obtener insignias por hacer acciones repetidas.
Ahora, es momento de voltear a ver a los infantes que tenemos a nuestro alrededor y observar detalladamente sus gustos, sus intereses, pero sobre todo analizar las normas y protocolos de los videojuegos que forman parte de su vida cotidiana, para este punto seguro estarás preguntándote, “pero esto, ¿qué tendría que ver esto en el aprendizaje?” las respuestas serían infinitas.
Jugar es una parte fundamental del ser humano, porque simplemente nos gusta hacerlo, mejora la personalidad de las personas, mejora aspectos cognitivos y nos motiva. Por su parte, los videojuegos han formado parte importante de la historia de la humanidad, desde el popularizado tetris, la emoción al sentir que atrapan en pacman o los múltiples mundos de juegos e historias creadas dentro de Mario Bros.
Todos estos videojuegos contienen características que nos permiten y nos motivan a seguir en el, a seguir jugando, como lo que se busca tener en la educación, generar motivación y permanencia. Es por eso, que la gamificación toma en consideración todos esos elementos de los juegos para motivar a los estudiantes a seguir aprendiendo, a través de entornos que permiten tener un seguimiento de su
aprendizaje de forma ordenada y en muchos de los casos divertido.
Pero, ¿a qué nos referimos con “elementos de los juegos”? son aquellos que son fundamentales en los videojuegos por ejemplo, libertad para equivocarse y volverlo a intentar, metas y objetivos, normas y reglas, retroalimentación en todo momento, narrativa (storytelling), autonomía, recompensas, progreso, estatus visible al momento de entrega de insignias, control del tiempo, trabajo en equipo, entre otros.
Si lo anterior te resulta familiar es porque seguramente has jugado videojuegos en tu vida y por lo menos te acordaste de alguno que verdaderamente era de tu agrado, así como los juegos actuales que son de gran motivación para la niñez hoy en día.
Entonces, gamificar el aprendizaje, significa incorporar todos estos elementos antes mencionados para poder construir experiencias basada en los videojuegos, esto influye de forma positiva en el comportamiento de los niños, incrementa la motivación y potencializa la participación de todos.
A veces, este término es confundido con Aprendizaje Basado en Juegos, la diferencia radica en que este toma como referencia algún juego existente y lo adapta para generar aprendizaje, mientras la Gamificación toma como referencia lo que hace divertido a los juegos y videojuegos para generar aprendizaje.

Por: David Denis Fajardo
Licenciado Educación Primaria
Ahora Qué Hago Profe
hola.ahoraquehagoprofe@gmail.com

Leave a comment