La desescalada va avanzando, más rápido en algunas provincias que en otras, pero poco a poco nos vamos encaminando hacia una nueva normalidad que, en mayor o menor medida, ansiamos por recuperar.

Durante los últimos meses, hemos modificado todos y cada uno de nuestros hábitos, renunciando a aquello que nos llena: los ratos en familia, las fiestas con amigos, los paseos, los viajes y, en definitiva, las actividades culturales y de ocio, con todo el aporte cognitivo y emocional que esto conlleva.

Es por eso que, aunque todavía no esté todo permitido y nos encontremos inmersos en un sistema de fases, hay muchas cosas que ya podemos hacer o, en su defecto, ir preparando para recuperar nuestra vida anterior y volver a disfrutar de todo aquello que tanto nos gustaba. En cualquier caso, es importante que seamos responsables y consecuentes con las medidas sanitarias.

 

1. Celebrar todos los cumpleaños atrasados
Es más que probable que en muchas familias y grupos de amigos se hayan ido acumulando cumpleaños y aniversarios. Aunque la tecnología no nos haya abandonado en ningún momento, permitiéndonos el acceso ilimitado a videollamadas para poder hablar con los nuestros, y, además, hayamos tenido a nuestra disposición una gran variedad de ideas para las celebraciones online, no hay nada como una buena fiesta en persona.

 

2. Dar un paseo por la playa o por el río al atardecer
Las ciudades y pueblos con mar o río suelen tener un encanto especial. Después de tanto tiempo sin poder disfrutar de las estampas de atardecer, es normal que hayamos aprendido a apreciar más el entorno que nos rodea y a valorar la tranquilidad de un paseo por alguno de estos lugares. Además, hay poblaciones en la que ya se han abierto las playas para el recreo una opción más para aprovechar el buen tiempo, tomar el sol y bañarse.

 

3. Hacer una ruta
A lo largo de toda nuestra geografía podemos encontrar parques y parajes naturales de extraordinaria belleza en los que se ofrece la posibilidad de hacer alguna ruta de senderismo. Aunque en algunos lugares tal vez sea pronto para plantearse este tipo de plan, siempre podemos desplazarnos a algún entorno cercano a la residencia familiar para aprovechar el tiempo de paseo y de recreo o, por el contrario, empezar a planificar las pequeñas salidas que realizaremos cuando sea posible.

 

4. Volver a un parque temático y de atracciones
Después de meses, podremos volver a liberar adrenalina en las atracciones, así como disfrutar de los escenarios y actuaciones que caracterizan estos sitios.

 

5. Tomar algo en una terraza
Tal vez sea una de las estampas que más están caracterizando estos días. La apertura de las mismas en todo el país ha dado lugar a escenas de amigos y familia brindando de nuevo y ha vuelto a llenar de vida las calles.

 

6. Ver el amanecer desde un camping
Este plan tiene múltiples ventajas, entre ellas: la oportunidad de estar en contacto directo con la naturaleza, disfrutar de paisajes increíbles y ver amanecer desde un entorno agradable.

 

7. Hacer una escapada o un plan por nuestra ciudad
Tal vez este verano no podamos hacer aquel viaje al extranjero que tanto queríamos y esperábamos, sin embargo, nuestro país está repleto de parajes extraordinarios que merece la pena visitar. No hace falta irse muy lejos para visitar hermosos lagos, extensas cordilleras, Parques Naturales entre otros lugares hermosos que podemos encontrar.

Seguro que en todas las provincias hay sitios de interés que todavía desconocemos y están más cerca de lo que imaginamos.

 

8. Visitar un autocine
Está claro que estos lugares vuelven a estar en auge, ya que ofrecen la posibilidad de disfrutar de una buena película desde el coche y, a la vez, sentirnos seguros y protegidos. Es por ello que ha llegado el momento de buscar el más cercano a nuestra residencia y sacar las entradas para una sesión.

 

 

Leave a comment