En 21 de mayo de 1972, nacía en Brooklyn uno de los MC’s más influyentes de todos los tiempos. Christopher Wallace, mejor conocido como The Notorious B.I.G., Biggie Smalls o simplemente Biggie, llegó a este mundo para cambiar la escena musical en Estados Unidos y, aunque fue asesinado con tan solo 24 años, dejó un legado importantísimo para la cultura.

En los años ’70, Brooklyn, Estados Unidos, era un distrito muy distinto del que es hoy. Biggie nació en uno de los lugares más pobres y violentos de Nueva York, un ambiente que fue constantemente reflejado en las canciones que escribió. Notorious saltó muy rápido a la fama y nunca olvidó a sus orígenes, por lo que se convirtió en un ícono local. Esto se nota claramente en la cantidad de murales que le dedicaron en su condado.

Pero Brooklyn no es el único lugar en donde se pueden encontrar murales de Biggie Smalls. En Buenos Aires, caminando por el mercado de San Telmo, uno se puede encontrar con su inconfundible rostro en una persiana, justo al lado de otro emblema del rap como Tupac Shakur. Si bien fueron enemigos durante su vida, la cultura los juntó como dos de los mayores exponentes del género, sin diferenciar la costa este de la costa oeste.

Debido a que su padre, Selwyn George Latore, lo abandonó, fue criado solo por su madre Voletta, una profesora de matemáticas de preescolar. Wallace un excelente alumno, ganando varios premios como estudiante de inglés. Empezó a traficar droga alrededor de los doce años, algo de lo que su madre no se enteró hasta la adultez de Christopher, ya que llegaba muy tarde a la casa.

A los 17 años dejo los estudios y se involucró por completo en su vida criminal. En 1989 fue arrestado por posesión de armas y sentenciado a 5 años de libertad condicional. En 1991 lo arrestaron por venta de cocaína y crack, y paso 9 años en prisión hasta que pago la fianza.

Durante sus años de adolescente le gustaba mucho rapear, entretenía a la gente en las calles y diferentes bares. Cuando salió de prisión grabó su primer demo bajo el nombre de Biggie Smalls, la cinta no fue hecha con mucha seriedad, pero Dj Mister Cee la promocionó.

La cinta llego a los oídos del productor Sean Combs, mejor conocido como Puff Daddy o P. Diddy, quien arregló un encuentro y contrato al rapero. En el encuentro Diddy le dice a Biggie, “queremos que hables de la calle no que seas la calle”. Luego Combs forma su propia disquera, Bad Boy Records, que recibiría a
Biggie en 1992.

En 1994 lanzó «Juicy», su primer single de éxito. También grabó Ready to Die, su álbum debut, considerado uno de los clásicos de todos los tiempos del hip hop y del East Coast rap. El álbum incluye uno de sus más famosos temas «Big Poppa».
Durante su carrera se desarrolló una rivalidad entre Biggie y el rapero Tupac shakur, que se convirtió en una guerra de pandillas entre los de la costa este representados por Wallace y la costa oeste por Tupac. Estos dos eran buenos amigos, grabaron varios temas e hicieron muchos conciertos juntos. La amistad llegaría a un fin cuando

Tupac recibió 5 disparos a quemarropa a las afueras de un estudio en el Times Square. Aunque no se hallaron pruebas, Tupac siempre culpo a Combs y Wallace por el incidente. Los artistas estrenarían canciones provocándose el uno al otro con sus letras.
El 7 de septiembre Shakur fue balaceado en Las Vegas Nevada, después de asistir al combate de boxeo entre Mike Tyson y Bruce Seldon en el MGM. Murió el 13 de septiembre por complicaciones en las heridas de las balas, suceso que fue atribuido a Wallace y este lo negó. Esto solo complicó aún más la tensa situación entre las bandas de las costas este y oeste.

El 9 marzo de 1997 Biggie asistió a los Soul Train Music Awards en el Museo Peterson en los Angeles. Finalizada la fiesta, el artista se estaba retirando en un suburban negro con sus amigos cuando a 45 metros del museo, se detienen en un semáforo esperando la luz para avanzar y un chevy se le paró al lado, el conductor del chevy bajó la ventana y disparó múltiples veces, 4 balas dieron en el pecho de Biggie, quien murió tiempo después al llegar al hospital. Nunca se dio con el responsable.

Leave a comment