Le vas a echar azúcar a tu café y te llevan tantos sobrecitos de diferentes colores que mejor te aguantas lo amargo y te lo tomas negro? Consulta esta guía para que sepas cuál es la mejor para ti.

Azúcar de mesa o sacarosa
Es el azúcar de grano blanco que encontramos en todos lados, es un tipo refinado que lo único que aporta son calorías vacías y nada de nutrientes. Eleva los niveles de glucosa en sangre y es súper adictiva.

Néctar de agave
Es un extracto de jarabe de alta fructosa que viene del agave. A pesar de no causar un alto impacto en los niveles de insulina y glucosa en sangre, sí contiene calorías y es alto en fructosa; si te atascas, puede generar fallas hepáticas, resistencia a la insulina y obesidad.

Stevia
El extracto de stevia proviene de las hojas del arbusto llamado Stevia rebaudiana. Es 300 veces más dulce que el azúcar y promueve la producción natural de insulina. Viene de una hoja verde y para que sea polvo, se lleva a cabo un proceso de extracción y refinación en donde se reducen sus propiedades. Cuidado porque muchas marcas combinan stevia con azúcar común. Si puedes busca en los súpers orgánicos hojas de stevia molidas para obtener el sabor dulce sin pasar por el proceso de refinación.

Azúcar mascabado
A diferencia del azúcar blanca, no está refinada y conserva vitaminas como la A y complejo B. Pero no te confíes, al final de cuentas es azúcar y debes cuidar la cantidad.

Miel de abeja
Es 25 veces más dulce que el azúcar, es un super food que pose propiedades antioxidantes y antimicrobianas. Tiene un sinfín de bene cios antisépticos y bactericidas, peor es mejor buscar miel orgánica o de producción ecológica que no haya sido pasteurizada ni añadida con glucosa, de esta manera no habrá perdido sus propiedades.

Piloncillo
Se obtiene a partir de la caña de azúcar, al ser un endulzante natural no refinado conserva sus propiedades y contiene 50 veces más minerales que el azúcar refinado, entre los que destacan el calcio, el potasio, el magnesio, el cobre, el hierro y el fósforo.

Azúcar de coco
De color parecido al azúcar mascabado, tiene un sabor delicioso con toques de coco. Como no está refinado contiene minerales como hierro, zinc, calcio y potasio; además de antioxidantes como los polifenoles, contiene inulina que sirve como prebiótico y ayuda a no aumentar los niveles de azúcar en sangre.

Los químicos
Los endulzantes de dieta (el clásico de sobrecito) tienen una sustancia llamada sucralosa, que es 600 veces más dulce que el azúcar, es tan dulce que la combinan con otra sustancia llamada maltodextrina derivada del maíz. El cuerpo no puede metabolizar la sucralosa, o sea que no es digerida. Se vende como un endulzante sin calorías porque se supone que el cuerpo no la detecta como un alimento (como si comieras papel), pero un 20% se absorbe en el intestino y perjudica el sistema inmune. Puede dañar la flora intestinal o causar que no se absorban bien vitaminas y minerales. También aumenta el pH del estómago e intestino causando gas, irritación e inflamación, bueno, ¡hasta daña los procesos del colon! Existen también edulcorantes arti ciales como el acesulfame potásico, la sacarina y el aspartame, que también tienen efectos negativos.

¿Entonces, cuál me como?
Lo mejor sería que dejaras de comer azúcar, sobre todo el azúcar blanco refinado que desequilibra los niveles de azúcar en la sangre y te llena de calorías vacías. Si lo que quieres es estar más sano, el stevia es tu mejor opción, aunque sea el de sobre. Tiene súper poquitas calorías y menos carbohidratos que cualquier otra opción.Los azúcares de coco y mascabado, la miel, el piloncillo son la mejor opción natural.

Leave a comment