El batido de nutella ha llegado para salvarnos de los antojos a todos aquellos que no podemos beber café. Sí, el olor y el sabor del café es exquisito, no lo voy a discutir. Sin embargo, no a todos nos cae bien tomar una taza de café por las mañanas o en el entretiempo. Para algunos, la ingesta de café les ocasiona un aumento o baja de los niveles de presión arterial, sobre todo, en quienes consumen café sin estar acostumbrados o en los que ya presentan problemas de hipertensión, por ejemplo.
Sea cual fuera el motivo por el que no puedas beber café, el batido de nutella ha superado otras variaciones con leche batida como las que incluyen el sabor fresa y chocolate.
Para prepararlo sólo necesitas una cucharada de Nutella y ⅓ de una taza de crema batida espesa, seguido de leche de tu preferencia (almendra, de coco, sin lactosa o normal) y un poco más de nutella para endulzar más. En cuanto tengas los ingredientes a la mano, toma un vaso de cristal —si deseas ponlo en la nevera unos minutos antes para que tenga una consistencia más fría— y agrega un poco de nutella en los bordes del vaso. Luego, elabora la mezcla espesa al batir la crema de leche con la nutella. Cuando tengas ésa mezcla esponjosa agrégala al vaso con leche fría.
Como a cualquier otro batido que tomes por las mañas o tardes, súmale algún detalle que te haga sonreír. Puede ser un poco de chocolate oscuro arriba u otro de avellanas. Acompaña este batido con algo salado y consiéntete desde casa.

Leave a comment