El shampoo sólido es una alternativa saludable para el cuidado de tu cabello, ayuda a combatir los problemas capilares más comunes desde la caída del pelo, falta de brillo o de grosor a la vez que lo hidrata y nutre.
Seguramente conoces las propiedades benéficas de la sábila para el cabello y podemos aprovechar para tener esta planta en casa y usarla para hacer gel de sábila, con el que podemos elaborar muchas recetas, inclusive una crema hidratante.
En esta ocasión hablaremos de la receta del shampoo sólido, que también sirve como jabón corporal.

Ingredientes:
• 1 penca de sábila
• 1 rama de romero fresco
• Medio kilo de jabón de glicerina
• 2 cucharadas de zumo de limón
• 150 ml de agua mineral o filtrada
• 2 cucharadas de aceite de
almendra dulce

Importante: Agregar agua sólo si observamos que nuestra sábila no está muy acuosa y si nuestro clima no es húmedo, ya que podría no quedar sólida para ser utilizada como barra, pero se puede utilizar como un shampoo líquido.

Preparación:
En la licuadora debemos mezclar la penca de sábila y el romero (la penca de sábila podemos pelarla como cuando la ocupamos para hacer el gel y lavarla para quitar el exceso de aloína, aunque no es estrictamente necesario para esta receta).
Si observamos que la mezcla está muy pastosa y poco hidratada iremos colocando agua de poco en poco hasta obtener la consistencia de un gel.
Luego colocamos la mezcla obtenida a baño maría y cuando ya esté caliente vamos poniendo poco a poco el jabón de glicerina rallado, para que se integre más fácil. Por último, el limón y el aceite de almendras.
Cuando esté bien derretido, debemos colocar en un molde rectangular, dejar endurecer y cortar en pequeños rectángulos (rinde más de una barra). Se puede usar papel parafinado o similar para envolver el shampoo sólido y así conservarlo, es ideal también para regalar a nuestros amigos.

Consejos para usarlo
Puedes usarlo de una a tres veces por semana y la barra dura muchos meses sin problemas, se puede conservar a temperatura ambiente y en lo posible no exponer directamente a la luz solar.
Es importante hacer un enjuague final de nuestro cabello usando vinagre de manzana, ya que el pelo tiene un pH más bien ácido y el shampoo sólido no tanto, aunque pusimos el jugo de limón para acidificarlo, al enjuagar con el vinagre no nos quedará olor una vez seco y nos dejará el cabello brillante y los poros capilares bien cerrados.

Leave a comment