La dieta cetogénica o keto consiste en comer alimentos con muy alto contenido en grasas y muy bajo en carbohidratos. Su objetivo es crear una situación de cetosis (déficit de carbohidratos e incremento de grasas) parecida al ayuno, por eso se induce un cambio en la principal fuente de energía, lo que implica una transformación en el metabolismo.

 

Lo que puedes comer

Carne y embutidos. Pollo, pavo, carnes con grasa.

Productos lácteos grasos. Mantequilla, queso de cabra, yogurt sin azúcar, crema de leche.

Huevos y mayonesa.

Pescado azul. Sardina, trucha, atún, salmón, pez espada, caballa.

Aceite. De oliva, de aguacate, de coco.

Frutos secos y semillas. Almendras, semillas de chía, semillas de calabaza, nueces.

Vegetales con pocos carbohidratos. Pepino, coliflor, brócoli, aguacate, tomate, espinacas, espárragos, cebolla.

 

Lo que no puedes comer

Alimentos procesados

Frutas. Plátano, higo, cereza, mango, manzana, mandarina, uva, fresa, sandía, melón, frambuesa.

Cereales. Trigo inflado, copos de avena, Corn Flakes, copos de arroz, salvado de trigo.

Repostería, pasteles, dulces.

Harina, arroz, pastas, pan.

Legumbres. Frijoles, garbanzos, lentejas, habas, chícharos.

Papas.

Zumos, bebidas azucaradas y gaseosas. Cero refrescos.

 

Beneficios

Si te preguntas qué es la dieta keto y qué ventajas tiene para la salud, la respuesta está en aspectos relacionados con enfermedades. Más allá de que se conciba solamente como una solución para mantenerse en buena forma física, sus aportes positivos también son para procurar calidad de vida respecto a males que pueden afectar al organismo.

Adelgazar. Permite bajar kilos de forma rápida para encontrar un peso saludable y así ayuda a evitar la obesidad.

Diabetes. Para quienes padecen esta enfermedad les sirve para disminuir los niveles de azúcar en la sangre y contribuye a mejorar la sensibilidad de la insulina que se utiliza como medicamento.

Cáncer. Al reducir los niveles de azúcar, se influye de manera positiva en el control de células cancerígenas, porque se adaptan mejor a condiciones metabólicas.

Epilepsia. Funcionan como complemento para la reducción de convulsiones frecuentes, porque al asemejarse a un ayuno, la dieta sirve de apoyo para propiciar que disminuyan las crisis o ataques.

 

Te recomendamos acudir con un especialista, en este caso nutriólogos. Este plan nutricional tiene que llevarse a cabo con supervisión especial porque es extremo, no es nada fácil, y mucho menos es una alternativa que puedas llevar a cabo sin una guía y de acuerdo a tu organismo.

 

 

Leave a comment