Acostarse pronto por las noches puede hacer que los niños tengan un peso más saludable, entre 1,5 y 2,5 kilos menos a lo largo de tres años, lo que reduce el riesgo de desarrollar obesidad, según un estudio.

Los niños suelen tener hábitos de sueño establecidos para poder dormir lo suficiente para mantenerse sanos, entre 9 y 12 horas según una investigación británica de la Universidad de Warwick. Sin embargo, ahora que no hay colegio por el confinamiento impuesto para frenar el COVID-19 esas rutinas pueden haberse visto modificadas, lo que podría aumentar el riesgo de subir de peso y de desarrollar obesidad infantil.

Así lo ha dado a conocer un estudio realizado por Universidad de Queensland y la Universidad James Cook, que ha recalcado la importancia de que los padres no solo presten atención a cuántas horas duermen sus hijos, sino también a la hora a la que se van a la cama. Los resultados, que se han publicado en la revista Acta Paedriatica, indicaron que los niños que participaron en su estudio que se acostaban sobre las siete de la tarde tenían entre 1,5 y 2,5 kg menos que los que lo hacían después de las nueve y media.

Acostarse tarde aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad 

La investigación se realizó en un grupo de 1.250 niños indígenas australianos de entre cinco y ocho años, a los que se les midió los patrones de sueño y vigilia –diferenciando entre los días laborables y los fines de semana–, y el Índice de Masa Corporal (IMC) durante un periodo de cuatro años. También se ha indicado en la publicación que el 30% de los participantes del estudio vivía en zonas remotas por lo que mostraban una desventaja que incrementaba el riesgo de dormir mal.

La Dr. Fátima Yaqoot, una de las autoras del estudio explicó que los niños que tenían la costumbre de acostarse tarde para dormir mostraban un riesgo más elevado de obesidad y sobrepeso, en comparación con los que iban a la cama temprano. Por eso, recomienda que los padres y cuidadores promuevan un hábito de sueño regular y saludable para que los pequeños puedan tener  un peso adecuado y eviten así los riesgos de salud asociados a la obesidad infantil, como enfermedades cardiovasculares.

webconsultas.com

Leave a comment