El 28 de mayo se celebra el Día Mundial de la Nutrición. Esta conmemoración internacional busca transmitir hábitos de comida saludables, promover guías nutricionales y concientizar a la población sobre los problemas alimenticios que existen alrededor del mundo y en diferentes culturas.

La fecha se determinó después de que un grupo de científicos concluyera que la obesidad se convertiría en uno de los problemas más importantes en el siglo XXI, y así fue. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) , la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas, logrando que, por lo menos, 2.8 millones de personas mueran anualmente por esta enfermedad.

Una alimentación saludable es el pilar fundamental para erradicar este problema mundial. Según la Federación Mexicana de Diabetes, una nutrición adecuada es el consumo de alimentos en relación a las necesidades dietéticas del cuerpo.

 

Una nutrición adecuada debe incluir los siguientes elementos:

 

 

Completa: debe incluir todos los grupos de alimentos para poder obtener todos los nutrientes necesarios.

Equilibrada: debe aportar las cantidades justas de cada grupo de alimentos y  mantener un balance.

Variada: además de alternar los alimentos del mismo grupo en los diferentes tiempos de comida, debe incluir distintos grupos en el mismo tiempo de comida.

Inocua: debe asegurar que esté libre de microorganismos patógenos, toxinas, conservadores y contaminantes.

Suficiente: cubrir las necesidades de todos los nutrimentos en cada individuo.

Adecuada: Acoplarse a las necesidades y características individuales como: sexo, edad  y estado fisiológico y patológico que sean acordes con los gustos y la cultura de quien la consume.

Accesible: Al alcance de las posibilidades económicas, sociales y geográficas de todos.

 

 

 

Tips para acompañar una nutrición adecuada:

1. Consume 5 comidas al día (desayuno, comida, cena y dos colaciones).

2. Bebe frecuentemente agua simple

3. Evita el consumo de alimentos industrializados o que contengan grandes cantidades de grasa, azúcares y harinas refinadas

 

 

*Con información de Gastrolabweb*

Leave a comment