Los triglicéridos son un tipo de lípidos que se forman en el intestino y circulan por la sangre, procedentes sobre todo de las grasas que contienen los alimentos que consumimos, pero que también puede producir el hígado. La síntesis de triglicéridos en el intestino está directamente asociada a la cantidad de grasas presentes en la dieta, que además influye, junto al total de calorías, en la formación de triglicéridos en el hígado.
La hipertrigliceridemia (presencia elevada de triglicéridos en sangre) puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, que constituyen la primera causa de muerte en todo el mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de ahí la importancia de mantener controlados los niveles de triglicéridos para evitar problemas de salud.

 

Niveles normales de triglicéridos y por qué se elevan
El valor de triglicéridos que se considera normal es 150 mg/dl, y aunque puede variar con la edad, no se deben superar los 200 mg/dl, y los pacientes con patologías cardíacas deberían mantener un nivel de 100 mg/dl para prevenir posibles riesgos.
Los principales factores de riesgo para tener unos elevados niveles de triglicéridos son la herencia genética, una dieta rica en grasas y azúcares o con un exceso de calorías, el consumo de alcohol, el sobrepeso u obesidad, y el sedentarismo. Tomar ciertos medicamentos, enfermedades como la diabetes, o unas cifras bajas de colesterol HDL (el ‘bueno’), también pueden elevar estos lípidos.
La hipertrigliceridemia, como sucede con la hipercolesterolemia, tiene un importante componente hereditario, por lo que es necesario conocer la predisposición genética a padecer este trastorno, y las personas con antecedentes familiares deben vigilar especialmente sus niveles de triglicéridos realizándose análisis de sangre periódicamente, así como evitar subir de peso y limitar la ingesta de grasas.

 

Alimentos recomendados y cuáles evitar
Una dieta equilibrada y saludable es imprescindible para bajar los niveles de triglicéridos, y prevenir y tratar la hipertrigliceridemia. Te contamos cuáles son los alimentos que te conviene tomar con frecuencia para conseguirlo, y aquellos cuyo consumo debes limitar, o incluso eliminar definitivamente de tu dieta si sueles tener los triglicéridos altos.

 

Estos son los alimentos recomendados para bajar los triglicéridos:

  • Verduras y hortalizas (varias raciones al día). En el caso de las frutas es conveniente consultar con el especialista porque son ricas en azúcares que el organismo también puede transformar en triglicéridos.
  • Legumbres, como mínimo, tres veces por semana, y mejor si las combinas con arroz integral o verduras (pero no con grasas o embutidos, como el chorizo o el tocino).
  • Carnes magras (pollo, pavo, conejo…). El consumo de carnes rojas debe ser ocasional porque aportan grasa y colesterol LDL (malo).
  • Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.
  • Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.

Leave a comment