El  futbol no reconoce edad, nacionalidad, raza, estatus socioeconómico, eso nos queda bastante claro cada que se juega una Copa del Mundo. Sin embargo, a veces no pensamos en que este bello deporte tampoco distingue género, y muestra de ello es Alondra Camargo Aguilar, defensa central de Gallos Blancos del Queretaro femenil y licenciada en Arquitectura egresada de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

La joven deportista nació 9 de enero de 1995 y creció en un núcleo familiar bastante unido y alegre, procedente del campo pesquero de Dautillos, Navolato, es la más pequeña de la familia creada por Esteban Camargo y Norma Aguilar,  sus son hermanos Adriana, Jesús Esteban, José Fabián, Richard y Ángel, quienes al igual que ella son amantes del futbol.

Alondra es entregada y apasionada con lo que hace, agradecida con Dios por darmerle la oportunidad de hacer lo que tanto ama. También se caracteriza por ser una chava extrovertida, que goza de los momentos únicos que vive día a día.

¿Cómo te inicias en el futbol?

La pasión por este bonito deporte surgió por parte de mis hermanos, todos ellos en su momento jugaron fútbol amateur y sin duda alguno de ellos pudo llegar ser profesional.

Empecé a conocer el fútbol de manera más formal fue a la edad de 6 años. Una de mis tías llamada Nora y su espero “Temo” fueron los que me hicieron la invitación a un entrenamiento de su hijo “Temín”, esta historia me encanta contarla, porque para empezar me fui sin permiso y sentía un miedo por eso, pero cuando llegamos al entreno solo recuerdo que por me brillaron los ojos y deseaba meterme a patear la pelota.

A partir de ese día mi vida cambio, te digo mis tíos fueron cómplice de mis inicios en el fútbol, le comentaron al entrenador que yo quería entrar y así fue, el entrenador “Toñín” del Club Obrero de Navolato, se acercó conmigo, me hicieron la invitación de integrarme al entreno y al parecer vieron algo en mí que también me invitaron a formar parte de su equipo.

¿Qué significa para ti ser una mujer futbolista?

Es increíble, en verdad hay ocasiones que ni yo misma me la creo, veo a mi alrededor, veo hacia atrás todo el camino que he recorrido y jamás olvido el lugar en que nací, ha sido demasiado esfuerzo, yo soñaba con que algún día hicieron una liga como en la que estoy, pero nadie me aseguraba que se haría y era algo que lo veía como imposible, pero recuerdo que desde chiquita veía el fútbol mexicano varonil y me llenaba de ilusión ver los estadios, las partidos más interesantes, las finales, todo esto por la televisión, el fútbol ha sido una forma de vida, que siempre ha estado conmigo, me ha llevado a diferentes partes. Son sueños que se cumplen y es un orgullo representar todo lo que soy dentro y fuera de la cancha.

¿Qué posición juegas?

Actualmente soy defensa central de Gallos Blancos del Queretaro femenil.

Estudiaste arquitectura, algo que no tiene relación con el deporte, ¿por qué elegir esta carrera?

Qué curioso que menciones que no tiene relación, pero ahora que analizando esta pregunta me gustaría expresar algo muy valioso, y la vida me ha dado infinitas oportunidades, que de alguna manera las he aprovechado, pude cursar 5 años de carrera y a la vez jugando, fue difícil, pero nada es imposible, me dieron una Beca deportiva en UAS, podía estudiar lo que yo quería y también representarlos.

Es una profesión que también me apasiona, me encantan las formas, el diseño y disfruto tanto del paisaje que nos regala la arquitectura, honestamente a cualquier lugar que vaya siempre estoy observando los espacios. Por los viajes que he realizado constantemente he tenido también el gozo de conocer nuevos lugares, todo esto gracias al Fútbol.

¿A qué equipos has pertenecido y qué es lo más satisfactorio de cada uno ellos?

Estuve en el Club Obrero, aquí mis inicios, en el Club Monarcas en Culiacán, mi primer equipo femenil, en selecciones o representativos de Sinaloa. En la UAS, a nivel amateur, ya profesional mente inicié con Xolos Femenil de Tijuana, permanecí ahí durante 2 años y actualmente estoy en Gallos de Querétaro.

Estoy muy contenta por representar a una gran institución, que desde el día uno me acogió y me hizo sentir con mucha confianza, lo hace aún más significativo es que lo comparto con una gran persona, alguien sumamente importante en mi vida, quien ha estado desde mis inicios en el fútbol profesional. Carla Rossi.

¿El futbol femenino está de moda, pero una moda que pasará o crees que llegó para quedarse?

La corta vida que tiene el fútbol femenil en nuestro país nos ha dejado claro que llego para quedarse, veo un crecimiento enorme en estos 4 años, yo llegue un año después de haber iniciado la liga y se que faltan muchas cosas por mejorar pero me considero una de las pioneras, que le estamos abriendo el camino a muchas niñas que sueñan con llegar a ser futbolista.

¿Quién es la persona que más te ha marcado futbolísticamente?

Mi madre, porque siempre estuvo conmigo, porque siempre busco la manera para que yo pudiera ir a cada partido sin importar el lugar.

¿Realizas algún ritual antes, durante o al final de un partido?

La mañana de un día de partido son las que más disfruto, me encanta la concentración que le pongo hasta la preparación de mi desayuno, todo el proceso que hago antes de la cita de concentración con el equipo.

¿Cuál ha sido el momento más feliz en el futbol? ¿Y el más doloroso o triste?

Mi debut en la liga y mi primer torneo con Querétaro, calificar a liguilla y pasar a la ronda de semifinales porque nadie creía en nosotros, son los momentos que me han hecho llorar de felicidad.

Lo más triste fue una lesión en mi tobillo izquierdo hace más de un año que me dejó fuera 5 o 6 partidos y que en ese momento me estaba yendo bien, y lo más triste es que me costó trabajar porque tarde tiempo en volver a retomar mi nivel.

¿Dedicas tus goles que marcas a alguien en especial?

La mayoría de mis goles son dedicados a mi familia o a personas importantes que ya no se encuentran en la tierra. Mi mamá sabe que son para ella siempre jajaja.

¿Cuáles son tus aspiraciones a futuro?

Seguir creciendo en este deporte cumplir mis objetivos a corto, mediano y a largo plazo. Estoy trabajando en mi persona, en la parte mental y emocional.

Aspiro a una vida con buenas condiciones que me permita ayudar a mis padres, para que ya no tengan que trabajar tanto. Me gusta emprender fuera del fútbol y con mi licenciatura me encantaría realizar algunas ideas que tengo en mente.

¿Qué sigue para Alondra?

Por ahora tengo un contrato con Gallos que me encantaría cumplirlo de la mejor manera, seguir marcando récords en mi curriculum deportivo. Por otro lado amo esta ciudad y veo qué hay mucha oportunidad de crecimiento, me encantaría radicar aquí por muchos años.

¿Qué le dirías a las jovencitas o niñas que les gusta este deporte?

Que nunca dejen de soñar, que trabajan cada día por lo que quieren lograr, todo esfuerzo tiene su recompensa y tarde o temprano se presentará la oportunidad. Que se fijen meten y objetivos claros, para que trabajen sobre ellos con mucho empeño. Que se preparen para la vida, que culminen sus estudios.

Leave a comment