Por  la labor que ha realizado y por poner en alto el nombre de Sinaloa, el Doctor Ramón Alejandro Avilez Félix, fue distinguido con el galardón de Sinaloense Ejemplares en el Mundo.

Originario de Culiacán Sinaloa y habiendo terminado su carrera de Médico cirujano en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), en 2019 ingresó al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias de la Ciudad de México, como resultado de la calificación que alcanzó en el exámen nacional de aspirantes a Residencias Médicas en Neumología (INER) de la Ciudad de México.

Una persona de valores, empático, alegre, con muchas expectativas y que cree en los demás, así es Ramón Alejandro Avilez Félix, joven sinaloense.

¿Qué representa  para ti haber obtenido este galardón?

Es un orgullo que mi estado natal me otorgue este reconocimiento como sinaloense ejemplar; una motivación para seguir preparándome profesionalmente, continuar ayudando a la gente que lo necesita y aportar a que nuestro Estado continúe figurando tanto en el plano nacional como internacional. Es sin duda un reconocimiento para mí; pero también para el personal de la salud que ha puesto su granito de arena de manera desinteresada por el bienestar común en estos tiempos difíciles debido a la pandemia actual; les extiendo a todos mis colegas médicos y profesionales de la salud este reconocimiento por su valentía y responsabilidad social.

¿Cómo te consideras en lo personal y en lo profesional?

Soy una persona con actitud de servicio y mi gusto por ayudar me llevaron a elegir esta bella carrera que es la medicina. No ha sido fácil, pero me considero una persona que lucha hasta el final para conseguir sus metas y sueños.

Como profesional me considero un médico responsable, honesto y sincero, me gusta estar cerca de mis pacientes, escucharlos y ayudarlos a mejorar su salud, para esto último es indispensable ser un profesional bien preparado y actualizado; motivo por el cual busco estar siempre a la vanguardia de la información médica más reciente a nivel global.

¿Cuáles han sido tus experiencias más significativas dentro de tu carrera como médico?

Cada etapa de la carrera ha tenido sus altos y bajos, la medicina es una profesión muy singular desde la universidad hasta la especialidad, sin embargo, las experiencias que más han marcado mi vida profesionalmente sin duda fue el haber logrado mi sueño de estudiar la especialidad de Neumología, para lo cual me tuve que preparar para un examen nacional bastante complicado, lo considero muy significativo ya que fue mi sueño desde que decidí estudiar medicina.

Otra experiencia; la más significativa sin duda alguna, fue haber estado en la primer línea de batalla en esta pandemia por COVID 19, desde la incertidumbre cuando llegó el primer caso, la amarga experiencia de ver a personas perder la lucha, la impotencia de no poder hacer más por ellos en muchas ocasiones; pero también la satisfacción de ver como muchas personas lograron recuperarse y salir adelante.

¿A qué retos te has enfrentado para lograr tus sueños?

Son bastantes los retos a los que uno se enfrenta para ser médico y sobre todo especialista. Desde el hecho de vivir lejos de tu familia para ir a la universidad, las horas de estudio que uno dedica para prepararse, las horas de sueño durante las guardias que hacemos en el hospital, el constante contacto que tienes con la enfermedad y en ocasiones la muerte son sin lugar a duda desgastantes; pero cada uno de ellos ha valido la pena y me ha dejado distintas enseñanzas y experiencias, no solo en el ámbito profesional sino también en el ámbito personal.

¿Por qué elegir la carrera de medicina y la especialidad en neumología?

Me gusta mucho ayudar a la gente y es una gran satisfacción para mí; desde pequeño estuve en contacto con la medicina por parte de mi padre que es también médico, yo siempre lo he visto como un héroe que salva vidas y que ayuda a la gente, creo que fue algo que marcó bastante mi infancia y que me llevó a tomar la decisión de estudiar esta bella profesión.

Respecto a la neumología; hasta hace algunos años no era una especialidad muy conocida, sin embargo hay muchas patologías relacionadas al pulmón que muchas veces pasan por desapercibidas, es por eso que llamó mi atención y mi interés particular por este órgano tan importante en el proceso de la respiración.

¿Cómo ha sido para ti laborar  con pacientes afectados por la pandemia COVID 19?

La verdad es que nos sorprendió a todos esta enfermedad, nunca imaginamos el impacto que iba a tener en la salud y en nuestra vida diaria.

Ha sido un conjunto de buenas y malas experiencias;  en muchas ocasiones triste y desgastante cuando se trata con la muerte de personas, el ver a los ojos a los familiares y darles la mala noticia de que su familiar falleció es una experiencia que nunca deja de doler cuando te pones en el lugar de los familiares.

En otras ocasiones es de satisfacción y felicidad cuando un paciente grave que luchó entre la vida y la muerte logra vencer la enfermedad y salir avante, es imposible no hacer un vínculo con los pacientes cuando convives día a día en el hospital; la empatía es fundamental. Es también un reto importante, desde conocer la enfermedad hasta participar en cuestiones de investigación para curar o disminuir la mortalidad que causa este virus.

¿Qué te falta por hacer dentro de tu carrera, proyectos?

A corto plazo terminar la especialidad, ya falta menos, aproximadamente un año y medio, para después seguir preparándome  profesionalmente, hacer una alta especialidad en el extranjero, probablemente broncoscopía. Después me gustaría regresar a Mazatlán que es la ciudad donde viví la mayor parte de mi vida, es un lugar donde disfrutaría bastante vivir y trabajar.

Alguna experiencia o anécdota que quieras compartir

De pequeño y hasta antes de entrar a la carrera, mi papa solía preguntarme: “¿Seguro que quieres estudiar medicina?, es una carrera muy desgastante y en muchas ocasiones no vas a tener tiempo para ti” y yo le contestaba “Que importa papá, tu salvas muchas vidas”. Muchas veces cuando uno la pasa difícil en el hospital, en especial en estos tiempos de pandemia, me acuerdo mucho de esto que me decía mi papá y me ayuda a recordar el por qué tomé la decisión de estudiar esta carrera, que a pesar de los momentos difíciles es una carrera que te llena de satisfacción.

Como médico ¿qué le dirías a la sociedad en estos momentos?

Que no hay que confiarnos todavía, que sigan tomando todas las medidas que recomiendan los profesionales de la salud, ya falta menos y que sigan aportando desde su trinchera; las decisiones más pequeñas desde usar cubrebocas y una buena higiene de manos, tienen un gran impacto en la disminución de contagio de esta enfermedad.

Por último que cuentan con nosotros, como ya vieron desde el inicio de la pandemia vamos a estar ahí para ayudarles en lo posible, pero necesitamos también de su ayuda para salir adelante juntos.

Leave a comment