En este artículo queremos compartirles algunos beneficios y tips de manualidades para que se animen a retomar la costura, la pintura o alguna actividad de este estilo que les llame la atención.

 

Aumenta la autoestima:
Al desarrollar un proyecto manual y obtener un resultado logramos beneficios emocionales al sentirnos bien con nosotros mismos por haber aprendido y logrado algo. Nos sentimos capaces, útiles y orgullosos de nuestro trabajo.

 

Mejorar la motricidad fina:
Los trabajos manuales necesitan coordinación mano-ojo ya que requieren de movimientos específicos al cortar, agarrar, mover un objeto, ensamblar, etc. Es por esto que al hacer trabajos manuales logramos “entrenar” las conexiones cerebrales y vamos teniendo mayor facilidad para realizar trabajos que requieran precisión.

 

 

Ejercitar la creatividad:
La creatividad es maravillosa para enfrentarnos al día a día porque nos permite ser recursivos a la hora de solucionar problemas. Al experimentar con materiales, texturas y colores abrimos nuestra mente a nuevas opciones, nos volvemos más flexibles y nuestra mente está mucho más activa.

 

Mejorar la capacidad de atención y concentración:
Para coser, pintar, bordar, recortar, etc. necesitamos atención y concentración. Para lograr lo que queremos debemos enfocar nuestros sentidos en el trabajo y concentrarnos en el presente.

 

 

Mayor tolerancia a la frustración:
Otro de los beneficios emocionales de las manualidades es aprender a no frustrarse tan fácilmente. Con el tiempo nos damos cuenta que no hay errores que no podamos corregir, volver a pintar, arreglar, etc. Si no sale como pensábamos solo es cuestión de seguir intentando y no frustrarnos al primer error.

 

Trabajo en equipo:
Cuando realizamos proyectos en grupo también tenemos ciertos beneficios emocionales porque aprendemos a trabajar en equipo, conocemos personas con gustos similares, nos invita a hablar, expresarnos y comunicar nuestras ideas a los demás.

 

 

 

Leave a comment