Los estudios científicos disponibles en relación con embarazo y COVID-19, hasta el momento, indican que las mujeres embarazadas no son más susceptibles de infectarse por coronavirus respecto al resto de personas de su mismo rango de edad. Sin embargo, se sabe que las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones en otros casos de infecciones respiratorias víricas conocidas como la gripe y otras. Por esta razón, las mujeres embarazadas son consideradas grupo de riesgo.
Por eso, las mujeres embarazadas deben seguir tomando las precauciones adecuadas para protegerse de la exposición del virus.

 

Recomendaciones generales

Quédese en casa
Al igual que el resto de la población, debe quedarse en casa y seguir estrictamente las medidas de distanciamiento social, evitando el contacto con otras personas y reduciendo sus salidas al mínimo indispensable.

 

¿Qué hacer ante síntomas como fiebre, tos, sensación de falta de aire o malestar general?
Si en cualquier momento del embarazo presenta estos síntomas, evite el contacto cercano con otras personas manteniendo una distancia de dos metros. En ese caso, debe aislarse en una habitación asegurándose tener un teléfono propio para mantenerse en contacto con la/s persona/s más cercana/s que le acompañan durante esta etapa.

 

 

¿Qué medidas de prevención debe mantener?
Seguir las medidas de prevención recomendadas a nivel general es fundamental. Es muy importante mantener las viviendas con buena ventilación y establecer más frecuentemente rutinas de limpieza de superficies de contacto. La higiene personal y doméstica, además de ser un aspecto clave en la contención de la propagación del virus, puede ayudarle a sentirse en mejor disposición y a mantener el día estructurado. Su pareja o las personas que convivan con usted en el hogar deben mantenerse también alerta con su cuidado e higiene observando las medidas de prevención aquí señaladas.
Respecto al uso de mascarillas, en el momento actual se recomienda que las mujeres embarazadas utilicen mascarillas quirúrgicas para salir a la calle o estar en contacto con otras personas, siempre como medida complementaria al resto de medidas de prevención anteriormente descritas.

 

Recuerde mantener hábitos saludables
Para mantenerse en el mejor estado de salud posible, y en una situación excepcional como la que estamos viviendo, debe intentar mantener hábitos saludables, para lo cual las recomendaciones de su matrona y del resto del equipo de profesionales sanitarios que habitualmente le atiende, serán de gran ayuda y apoyo para usted. Cuide su alimentación y, si sus profesionales sanitarios de referencia le han indicado unas pautas de alimentación específica, no las abandone. Tanto si usted vive sola o convive con su pareja u otros familiares, todos deben tener conocimiento de estas indicaciones para realizar una compra adecuada de productos y su preparación culinaria.

 

 

Bienestar emocional
El bienestar emocional está muy ligado a la salud. Busque alternativas de ocio para combatir las posibles situaciones de ansiedad que puede conllevar el hecho de permanecer más tiempo en casa. Para cualquier persona, puede ser normal sentir intensas emociones como miedo, tristeza, enfado y sentimientos de vulnerabilidad y falta de control durante este periodo de confinamiento. Las emociones podrán ir variando a lo largo de los días y semanas, y en cada fase de este periodo podrán ser emociones fuertes, acordes a las circunstancias. Por ello es muy importante mantenerse conectada todos los días con familiares y amistades que le puedan dar apoyo y ayudar si es preciso. El distanciamiento social no tiene que significar aislamiento desde un punto de vista emocional.
Procure dormir las horas necesarias, manteniendo los horarios habituales. La falta de sueño o el cambio de los horarios dedicados a dormir son factores que impactan en el bienestar y estabilidad emocional de cualquier persona.

 

Atención sanitaria
Si antes de quedarse embarazada tomaba alguna medicación, consulte a su médico/a de referencia para que le indique como proceder. Para cualquier otra información y consulta relacionada con la administración de medicamentos (incluidos suplementos y vitaminas) póngase en contacto él/ella. En el caso de que esté tomando alguna medicación durante el embarazo, continúe con la pauta habitual que le hayan indicado previamente sus profesionales sanitarios de referencia. No hay evidencia de que sea necesario el abandono o cambio de ninguno de los tratamientos que se tienen prescritos por la epidemia del coronavirus. Procure tener un suministro adecuado evitando así desplazamientos innecesarios.
Es importante acudir a las consultas de seguimiento del embarazo indicadas para asegurar el bienestar tanto suyo como de su bebé.

 

 

 

Leave a comment