Cerramos el año con el gran deseo que este año sea mejor, diferente o por lo menos haber dejado atrás todos los cambios o pérdidas que a nuestro parecer fueron negativos o cambiaron nuestra vida.
Lo que el Año Nuevo podría significar para muchos es tomarnos de la esperanza de que haya cambios positivos en nosotros mismos y en el mundo.
¿Ya hiciste tu lista de propósitos y peticiones? Por lo general, los cambios que quieres que haya son vivir en paz y que la violencia, la corrupción, la injusticia, la pobreza, la hambruna y la enfermedad terminen.
Lamentablemente eso no está en nuestras manos, eso es resultado de lo que el hombre ha hecho a través de los siglos.
También las pérdidas y cambios que tenemos en nuestra vida se vuelven la oportunidad de despertar, de movernos, de aprender para finalmente agradecer porque nos hacen transformarnos en la mejor versión de uno mismo, si así lo elegimos, o podemos quedarnos enojados, con dolor y cargar esto como una piedra.
¿Qué cambios quieres hacer para ti? Por lo general deseamos cambiar hábitos para una vida más saludable y ser disciplinados. Queremos que los conflictos familiares y de nuestros seres queridos se resuelvan.
Hay un punto muy importante, nos olvidamos que los cambios, primero, hay que hacerlos en uno mismo.
¿Cuál crees que es el propósito más importante en la vida?
Yo te comparto mi pensar y mi sentir. El reto más difícil es vivir en el amor, si, y eso implica para empezar, borrar el juicio hacia los demás. Percibimos los defectos y errores en los demás, pero si a cada persona le ponemos un espejo y hacemos una introspección, vamos a encontrar ese juicio en nosotros mismos. Se necesita humildad reconocerlo, sanarlo, transformarlo en gratitud hacia la persona que nos lo mostró.
¿Cómo sanarlo? Perdonando, perdonándonos y agradeciendo.
Si comprendiéramos que cada día, cada ser humano en todo el mundo se enfrenta a grandes desafíos, desde el más pobre al más rico, desde diferentes perspectivas y dimensiones pero llegamos al mismo objetivo, vencer retos. Cada uno es igual de importante.
Aquí inicia el trabajo del amor, que es milagroso. Si yo trabajo en mi interior, podré ver a los demás con amor, cambio yo, cambia mi entorno, mi metro cuadrado, mi comunidad, mi mundo.
¿Cuántas veces has recibido una muestra de amor incondicional sin esperarlo? Y puede ser de un ser querido o en la calle por un desconocido. Alguien que te dio el paso, te sonrió, te ayudó a resolver un problema, te llenas de gratitud y ese gesto, transformó tu día.
Una de mis películas favoritas es “Cadena de Favores”. ¿No la has visto? Tiene un gran mensaje en lo que podemos transformar nuestra vida y la de los demás.
Tomemos esa esencia de ser amorosos y amables con los demás y con nosotros mismos, y nuestros propósitos se irán cumpliendo.
Te deseo que este año 2021 el amor sea tu alimento diario y tu vida se llenará de bendiciones.

 

 

Por: Yvonne Bulnes
Tanatología
yvonnerosadecristal@gmail.com
Facebook: Grupos de ayuda mutua Alejandra Renacer
Facebook: Tanatóloga Yvonne Bulnes

Leave a comment