Si siempre estás lleno de dudas, creer en ti mismo es fundamental, recuerda solo si crees en ti mismo podrás ofrecer a los demás algo en que creer.

Creer en uno mismo, la autoconfianza, no es algo que se herede, es algo que se aprende y se desarrolla a lo largo de la vida. … Las personas que no tienen autoconfianza prefieren quedarse en su zona de confort, aunque no se sientan del todo cómodas, porque creen que no serán capaces de luchar por sus sueños.

La seguridad o la confianza en ti mismo implica sentirte seguro de tí, de tu talento, no de una forma arrogante, sino de una forma realista. Esta seguridad no significa sentirse superior a los demás. Se trata de saber, internamente y con serenidad, que eres una persona capaz.

Si tú no crees en ti, no te conoces, eres lo que siempre te han dicho que seas sin escucharte, sin tomarte en cuenta, ni elegirte, ni amarte, ni descubrirte, si dudas de ti todo el tiempo, las opiniones de los demás  les das más importancia o valor que a las tuyas,  tomar decisiones no será una tarea fácil, sobre todo cuando hay que lidiar con un alto grado de incertidumbre y no puedes percibir con certeza las consecuencias de tus acciones.

Esto nos llevará a estar inmerso en la situación, en la que muchas veces se de vista el horizonte y se ignora que la respuesta está en tú interior.

Siempre es conveniente dejar que la intuición hable, dejarte llevar por esa corazonada que indica lo que sería mejor en la situación en la que estas.

Por ejemplo, cuando tus emociones (puede ser el miedo, dolor, angustia) te indiquen que tomes un camino, hazte las siguientes preguntas:

¿Estoy siendo realista?,  ¿Esto resuena conmigo?, ¿Esto realmente me hace feliz?, ¿Qué es lo que real y honestamente quiero? ¿Lo ves posible y te lleva a la acción?; si es así, que nada ni nadie te detenga en ese propósito, porque es una clara señal de que es para ti. Pero si, por el contrario, te llena de miedo, de dudas y de desconfianza, genera un vacío en tu interior, presta atención a lo que sientes, ya que, probablemente, será mejor desistir de ese plan.

Recuerda que las respuestas están en ti y es importantísimo que comiences a creer en ti, cuando nos hacemos este tipo de preguntas y vemos las respuestas pero llega un no sé, es que no estás dispuesto a afrontar la respuesta, llega un no sé en forma de bloqueo porque cuando vemos la respuesta da miedo y mucho miedo asumir las consecuencias de la decisión, se valiente!!! Si quieres vivir una vida que valga la pena vivir tienes que ir por ella y afrontar tus decisiones, ser honesto contigo  mismo.

Cuando tu corazón te pida que des el paso y aparece el miedo, lo que te recomiendo hacer es observar ese temor y hacerle frente, pregúntate ¿Qué haría si no tuviera miedo?, abraza a tú miedo deja de rechazarlo, hazlo tu amigo. De la emoción pasarás a la razón, y así, cuando la lógica y el pensamiento consciente se encuentren, el valor será tú compañero y habrás triunfado.

¿Cómo sé que he tomado la decisión correcta?

Si al tomar una decisión sientes paz, indica que has tomado la decisión correcta. Tal vez no sea la más acertada, ni aceptada para algunos, ni la más lógica según otros, más sí la decisión que necesitas, lo que está claro es que es la opción que te hace feliz, la que está alineada a tus valores, prioridades y sentimientos, eso es ser fiel a ti mismo.

Ser feliz es saber decidir cada día siendo íntegro con la voz de tú corazón, aceptando tus errores, soltando la perfección para ir encontrando paso a paso tu camino y tu paz interior(esa nadie te la da más que tu mismo), tu propia y total autenticidad, tú mismo, siendo tú, jamás, dudarás de ti.

Deja que el fuego interior, que la fuerza poderosa de tú interior guie lo que eres, fuego, amor, pasión, un auténtico todo, bienvenido a ti.

Con cariño

Karla Rochín

Leave a comment